Running

Running

Correr de forma efectiva y sin lesiones es posible

Desde hace unos años la práctica del RUNNING, footing o correr se ha convertido en algo más que una moda, dado que cada vez más personas se apuntan a realizar este deporte al aire libre por los múltiples beneficios que aporta para la salud.

Gran parte de su éxito reside en que se puede practicar a cualquier hora, sin estar sujeto a los horarios del gimnasio, y en la sencillez que supone calzarse unas deportivas y salir y a correr a la calle. Sin embargo, también hay que tener en cuenta una serie de pautas para que la rutina no se vea suspendida y el entrenamiento no sea perjudicial para el cuerpo.

Para practicar este deporte de la mejor forma posible, el equipo del coach GBF gym ofrece una serie de consejos y trucos para sacar el máximo rendimiento al entrenamiento y evitar las lesionesy los errores más comunes:

  1. Paciencia:Correr es una disciplina bastante agresiva debido al gran número de contactos que hay con el suelo. En las primeras salidas es normal no encontrarse cómodo corriendo.Se necesita un periodo de adaptación que puede durar alrededor de un mes, después, se empieza a estar a gusto con los entrenamientos.
  2. Avance progresivamente: Sobre todo para aquellas personas que son sedentarias. Lo ideal es comenzar intercalando carrera y paseo, es decir, correr un minuto y caminar 3.
  3. Control del peso:Es importante cuidarnos en todos los aspectos y no sólo hacer ejercicio. Combinarlo con una alimentación equilibrada nos permitirá en poco tiempo comenzar a perder peso. En caso de que una persona nunca haya corrido y además tenga sobrepeso, la recomendación es hacer elíptica o bicicleta estática antes de comenzar a correr.
  4. Elegir bien el material:Correr es uno de los deportes más baratos que existen. La equipación debe incluir mallas y camiseta transpirable y, sobre todo, unas buenas zapatillas. Lo ideal es recibir asesoramiento en una tienda especializada, ya que el calzado debe adaptarse al peso y la pisada de cada persona. Existen tres tipos de pisada:
  •   Pronadora (cuando pisamos con la parte interior).
  •   Neutra (cuando pisamos con la parte central).
  •   Supinadora (cuando pisamos con la parte externa del pie).
  1. Fortalecer los músculos:Además de correr, es importante fortalecer los músculos. Lo ideal es combinar el RUNNING con ejercicio de gimnasio para fortalecer los músculos y visitar al fisioterapeuta para descargar los músculos si llevamos muchos entrenamientos.
  2. Adaptar la técnica:Cada persona tiene una forma distinta de correr. Es necesario adaptar la técnica de carrera a las características de cada uno.

 

Errores más comunes

Es muy habitual que los corredores amateurs comentan errores durante el ejercicio. Desde GBF Gym advierten de cuáles son los problemas más comunes durante la carrera y sus soluciones:

  • Mirada y posición de la cabeza. Lo ideal es alinear la cabeza con nuestra columna vertebral. Otro error común es correr con los hombros excesivamente contraídos. Estos deben ir relajados, ya que la mayor parte de la fuerza la ejerce el tren inferior.
  • Flexión de los brazos:Otro de los errores habituales es la posición de los brazos al correr. Y es que estos deben tener una flexión de unos 90 grados aproximadamente, además, la línea debe ir desde el pecho a la cadera.
  • Posición de la cadera:La cadera debe permanecer elevada y alineada con el centro de gravedad. Un error frecuente de los corredores populares es ver que la cadera se les va ‘cayendo hacia abajo’ durante la carrera.
  • La pisada: Es importante trabajar la pisada. Tenemos que pisar con la zona del metatarso, evitar caer excesivamente de puntillas y mucho menos, taloneando. Este es otro de los errores más comunes.
  • Economía de carrera:Llamamos economía de carrera a correr a la misma velocidad pero gastando menos energía. En este caso, no se trata tanto de un error como de algo que puede mejorarse con práctica.
  • Prevención de lesiones:Es importante prevenir las lesiones desde el principio y para ello es imprescindible fortalecer la musculatura implicada cuando corremos. Y es que la fuerza es una capacidad que tenemos que combinar con nuestro entrenamiento de resistencia, para no lesionarlos y mejorar así nuestro rendimiento.