El GRAPPLING, traducido al castellano como «agarres«, se refiere a todos aquellos sistemas de lucha cuerpo a cuerpo que no involucran golpes para vencer al rival, sino que se utilizan técnicas de derribo, de posición o sumisión para conseguir puntos o forzar su rendición.

El GRAPPLING tiene un amplio uso en Artes Marciales Mixtas, Defensa Personal y distintos deportes.

El GRAPPLING puede ser realizado tanto en una situación de lucha de pie, como en el suelo.

Las técnicas de agarre de pie incluyen luxaciones y proyecciones, estas técnicas pueden considerarse precursoras de la lucha en el suelo, al forzar al adversario a caer en una posición desfavorable. Diversos sistemas de lucha emplean el agarre como elemento fundamental de habilidad.

El GRAPPLING no tiene orígenes como tal, ya que en aquellas zonas en las que ha habido hombres se han desarrollado distintos sistemas de lucha de agarres o «GRAPPLING«.