El gimnasio y cuarto de baño es de uso exclusivo de los socios. Están prohibidas las invitaciones y
acceso a personas ajenas al gimnasio.
Es requisito indispensable la entrada a las áreas de entrenamiento con vestimenta y calzado adecuado
suela limpia y con  (camiseta manga corta, pantalón corto o largo tipo chandal).
Utilizar toalla en todas las áreas.
Está prohibido fumar o ingerir alimentos dentro de las instalaciones deportivas.
– Higiene en las duchas. Si te duchas en el gimnasio, no descuides tus buenos modales en los vestuarios.
Sécate antes de ir a la zona de vestirse para no dejar todo encharcado, y llévate unas chanclas, muy útiles
para prevenir hongos, que encuentran en estos entornos un buen acomodo.
 
La convivencia requiere el cumplimiento de las mínimas normas de urbanidad, educación, civismo,
higiene y respeto a los demás, que permitan compatibilizar el disfrute de todos sus miembros.
Las normas están para facilitar la convivencia, el descanso, el disfrute y el respeto entre los socios.
Toda persona que acceda al club, sea socio o no socio, está obligado/a al cumplimiento de la presente
normativa de régimen interno.
El socio que falte al respeto a cualquier trabajador del centro o a cualquier otro socio, será expulsado
del club.

Mantenimiento de las instalaciones

Los usuarios deberán contribuir al correcto mantenimiento de las instalaciones del club, así como una
permanente limpieza de las mismas, evitando tirar papeles, u otros objetos al suelo.
El causante del daño al mobiliario o instalaciones del club ocasionando por un uso o disfrute inadecuado
o inapropiado estará obligado a resarcir dicho perjuicio.


CONSEJOS DE HIGIENE QUE DEBES SEGUIR EN EL GYM

1.UTILIZA ROPA LIMPIA TODOS LOS DÍAS

Es de cajón, pero todavía hay quien reutiliza la ropa de un día de gimnasio para otro. El sudor y la
suciedad se acumulan después de un entrenamiento
, y si no lavamos la ropa de hacer deporte
antes de volver a ponérnosla corremos el riesgo de sufrir problemas como infecciones por culpa de esa
ropa “a medio ensuciar”.

2. ZAPATILLAS LIMPIAS

Pero no cambiaremos solo la ropa, también llevaremos unas zapatillas exclusivas para el gimnasio ya
que las que utilizamos por la calle se ensucian, se llenan de barro, polvo, etc., restos que
luego dejamos en el suelo del gimnasio
, manchándolo. Además, si utilizas unas zapatillas solo
para el gimnasio tu postura no se verá tan alterada por la pisada, y los músculos de los pies agradecerán
que las cambies después de entrenar.

3. LLEVA SIEMPRE TU TOALLA

Aunque en algunos gimnasios nos la puedan dejar, lleva siempre tu toalla personal -limpia- para no
dejar tu sudor en las máquinas y colchonetas que utilices. Siempre será más seguro utilizar tu toalla que la
que te preste el gimnasio.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

4. LIMPIA LAS MAQUINAS ANTES Y DESPUÉS DE USARLAS

Una de las razones por las que llevaremos la toalla es para limpiar las máquinas antes de usarlas,
en especial si quedan restos de sudor del anterior usuario, una de las escenas más desagradables que
se pueden dar en un gimnasio. Al acabar de utilizarla también deberías pasar tu toalla para
secar la máquina
.

5.CUIDADO CON LAS HERIDAS ABIERTAS

Todos sabemos que las heridas cicatrizan mejor si las llevamos al aire, pero en el gimnasio hay que ir
con cuidado y taparemos con tiritas o esparadrapo heridas abiertas o cortes para no dejar
restos de sangre o pus
 en ninguna máquina o mancuerna, algo que puede resultar peligroso para tu
salud y la de los demás usuarios -además de ser muy desagradable-.

6. LÁVATE LAS MANOS DESPUÉS DE ENTRENAR

Al empezar a ir al gimnasio, seguro que te has dado cuenta de la gran cantidad de manos que tocan las
máquinas del GYM, las pesas o las colchonetas. Por muy limpias que parezcan, en ellas se acumulan el
sudor de las manos de los usuarios, el magnesio que puedan utilizar y restos de suciedad, así que si
durante el entrenamiento o al acabar te tocas la cara, en especial los ojos o la boca,
puedes sufrir una infección
o problemas similares

7. ENTRENA SIN MAQUILLAJE

El maquillaje tapona los poros de la cara, impidiendo que respiren como deberían durante el
esfuerzo físico. Y cuando los poros se obstruyen aparecen las rojeces, el acné o las arrugas, así que
siempre que sea posible evita el uso de maquillaje en el gimnasio. Tu rostro te lo agradecerá.

8. DÚCHATE SIEMPRE CON CHANCLETAS

Los suelos de duchas y vestuarios son foco de hongos e infecciones de pies, así que jamás vayas descalzo
por ellas. Dúchate con chancletas, y cuando te las quites sécate los pies y ponte de inmediato
los calcetines
, sin pisar antes el suelo. Tampoco vayas sin calcetines por las zonas de estiramiento.

9. LLEVA UNA BOLSA PARA LA ROPA SUCIA Y OTRA PARA LA MOJADA

Si llevas una bolsa de ropa sucia te aseguras que los gérmenes y el sudor están siempre
controlados
, sin expandirse por toda la mochila. Deberías hacer lo mismo con la toalla y las chancletas
mojadas. De esta forma la higiene en tu bolsa del gimnasio es máxima, y mantienes a salvo la ropa limpia.